Máster en Ingeniería Biomédica

La aplicación de la última tecnología en todos los campos de actividad ha provocado el surgimiento de nuevas disciplinas como la ingeniería biomédica. Con ella se trata de aplicar los preceptos e instrumentos de la ingeniería a las denominadas ciencias de la vida, es decir, la medicina, la farmacia, la biología o la biotecnología.

¿Te gustaría estudiar un máster en ciencias con amplias salidas profesionales?

¿Te debates entre lo online y lo presencial?

¡Recopilamos los mejores másteres en Ingeniería Biomédica para despejar tus dudas!

Mejor máster en Ingeniería Biomédica ONLINE

Los másteres online están entre los más buscados por las ventajas que ofrecen, sobre todo en cuanto a la flexibilidad. Estudia a tu propio ritmo y con pleno acceso a los contenidos 24/7 con alguna de estas dos titulaciones.

Máster en Ingeniería Bioquímica de INESEM

Logo Inesem

Datos del curso:

🏅 Prácticas garantizadas
💻 Online
🎓 60 ECTS
⏱️ 1500 horas

Es un máster de 1500 horas de duración que te prepara para gestionar sistemas biológicos para crear equipos biomédicos. A través de su temario aprenderás sobre análisis genético, simulación en cirugía o medidas terapéuticas con genes y células.

En cuanto a la metodología de INESEM, destaca el centro de atención al estudiante con el que el claustro docente proporciona asesoramiento al alumno. Además, el centro online ofrece programas de gestión de empleo y prácticas profesionales.

Cuando termines el máster, obtendrás una titulación expedida y avalada por el propio Instituto Europeo de Estudios Empresariales, de carácter no oficial.

Mejor máster oficial en Ingeniería Biomédica

El máster presencial no cuenta con la flexibilidad del online, pero tiene otras ventajas. Siempre será más fácil estrechar vínculos con compañeros y profesores, lo que puede hacer los estudios más llevaderos. Si es tu opción, echa una vistazo a estos másteres en Ingeniería Biomédica.

Máster en Ingeniería Biomédica de la Universidad Politécnica de Madrid

La Politécnica ofrece este máster a través de su Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación. Consta de 60 créditos ECTS, se imparte en inglés y se configura a través de seis módulos contando el trabajo fin de máster.

Según la elección de módulos, recorrerás alguno de los dos itinerarios de especialización: tecnologías biomédicas o gestión e innovación en tecnologías sanitarias. El primero tiene un enfoque más tecnológico, mientras que el segundo se centra en la gestión de tecnologías médicas.

Máster en Ingeniería Biomédica de la Universitat Politècnica de València

También es un máster compuesto por 60 créditos ECTS que te forma plenamente en la materia. Su objetivo es la formación de ingenieros biomédicos plenamente capacitados para la proyección y desarrollo de equipos, sistemas sanitarios e instrumentación médica.

Se imparte en castellano y en inglés. Además de las asignaturas troncales de carácter general, consta de asignaturas de intensificación agrupadas en tres módulos: biolectrónica y tecnología médica, tecnología de la información y las comunicaciones para la salud y el bienestar y técnicas avanzadas en diseño e implantes e ingeniería de tejidos.

Se suman los complementos formativos, que constan de 60 créditos ECTS y se cursan durante un año. Son prerrequisitos para el alumnado que no tenga el grado en Ingeniería Biomédica.

Máster en Ingeniería Biomédica de la Universidad de Barcelona

Es un máster presencial de 60 créditos ECTS en el que participan la Universitat de Barcelona y la Universidad Politècnica de Catalunya. Se imparte en catalán, castellano e inglés, y se pueden realizar prácticas externas no obligatorias.

Entre sus asignaturas obligatorias y optativas, estudiarías equipos biomédicos y bioingeniería, innovación y empresa en la ingeniería biomédica, bioelectrónica y nanobiotecnología o biometariales. A ello hay que sumar el trabajo de fin de máster y, en caso de necesitarlo, los complementos formativos.

Máster Universitario en Ingeniería Biomédica de la Universidad de Zaragoza

Es un máster de 75 créditos ECTS, aunque 12 de ellos corresponden a complementos formativos de los que estarán exentos los alumnos que se ajusten plenamente al perfil de acceso. El trabajo fin de máster consta de 15 créditos, y la universidad puede reconocer hasta 6 créditos de prácticas externas.

El máster se imparte en castellano, aunque algunas asignaturas optativas de especialización pueden estar en inglés. Hay dos especialidades: Biomecánica y biomateriales avanzados y Tecnologías de la información y las comunicaciones en ingeniería biomédica. Para obtener cada una de ellas, hay que cursar al menos 24 créditos del módulo correspondiente.

Máster en Ingeniería Biomédica de la Universidad del País Vasco

Este máster consta de 60 créditos y es un máster interuniversitario de la Universidad del País Vasco y la Universidad Nacional de Asunción de Paraguay. No es presencial, sino online (al menos, en parte), por lo que aúna todas las ventajas del formato: libertad de horario y formación multidisciplinar. Además, tiene una amplia gama de asignaturas optativas y se erige como un máster internacional.

Se estructura en tres bloques. Uno de ellos es el teórico, que se puede cursar online. El practicum, que es el segundo módulo, se puede realizar en empresas tecnológicas del País Vasco, y el tercero es el trabajo fin de máster. Según tus elecciones recorrerás uno de los cuatro itinerarios propuestos: Gestión tecnológica de salud (13 créditos), informática biomédica (13 créditos), I+D+i (9 créditos) o Tecnología médica (9 créditos).

Diferencia entre ingeniería biomédica y bioingeniería

Se trata de disciplinas parecidas en cuanto a los contenidos que se ven, los perfiles de ingresos y las salidas profesionales. Sin embargo, no es exactamente lo mismo ser ingeniero biomédico que ser bioingeniero.

Los bioingenieros se centran en la aplicación de principios y métodos de matemáticas, química, física y ciencias de la computación, y ponen el foco en áreas muy concretas. Destacamos, sobre todo, la ingeniería de procesos alimentarios o biológicos, la ingeniería agrícola y la de recursos naturales.

Los ingenieros biomédicos, por su parte, aplican conocimientos de las ciencias biológicas, las médicas y la ingeniería. Su actividad se orienta principalmente al campo de la salud humana, donde producen sistemas, herramientas y procesos que mejoran la atención al paciente.

Por qué estudiar un máster en ingeniería biomédica

Según la European Economic and Social Committe (EUCOMED), la entidad que representa la industria europea de tecnologías médicas, se trata de un sector que crece a un ritmo considerable. Hablamos de un 5% anual, unas ventas de 95 millones de euros, 22500 empresas y 500 000 empleados.

En España, un informe de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN) ha destacado el fortalecimiento del sector en el marco de la economía española, pues evoluciona favorablemente.

Además de crecimiento que ha experimentado, estos estudios de máster ofrecen muchas salidas y opciones de especialización: electromedicina, diagnóstico in vitro, implantes, ortopedia, productos sanitarios de un solo uso, tecnología dental u óptica y oftalmología.

Qué máster en ingeniería biomédica seguir

Entre los factores que debes tener en cuenta a la hora de elegir están los siguientes:

  • Online o presencial. Si estás trabajando y necesitas flexibilidad, será mejor un máster online. Pero si prefieres tener un contacto directo y continuo con compañeros y profesores, el plano físico siempre es más favorecedor.
  • Especialidad ofertada. Al repasar los másteres más destacados en Ingeniería biomédica hemos mencionado algunas de las especialidades. Por lo general, puedes elegir el camino de la tecnología o el de la gestión, lo que dependerá de tu formación previa y tu experiencia.
  • Duración. Lo habitual es que los másteres duren un curso (1500 horas), lo que se tarda en superar los 60 créditos de los que están dotados. Si no vienes de un grado directamente relacionado tendrás que sumar los créditos complementarios, que pueden llevarte hasta un año más. En caso de provenir de otra especialidad, es aconsejable que busques un máster que ofrezca este contenido extra de preparación.
  • Prácticas. Si aún no has tenido contacto con el mercado laboral, hacer unas prácticas o formar parte de una bolsa de empleo te resultará muy útil. En caso de que ya estés trabajando, hay másteres que te permiten conmutar créditos correspondientes a las prácticas en empresas.
  • Oficialidad. Escoger un máster oficial te resultará útil si quieres dedicarte a la investigación (debes comprobar si luego podrías acceder a un programa de doctorado), y/o si prevés participar en procesos de empleo público. Recuerda que las administraciones no reconocen cualquier titulación, solo las oficiales.

En resumen, el máster en Ingeniería biomédica es una excelente opción para ingenieros que quieran enfocar su carrera a la innovación en las ciencias de la salud.

También pueden acceder graduados en Ciencias Físicas, Matemáticas o Ciencias Químicas, dependiendo de lo que recomiende la universidad.

Se trata de un sector en constante crecimiento, pues la medicina engloba servicios de primera necesidad. Con unos buenos contenidos y metodología, podrás convertirte en el profesional que el mundo de la ingeniería biomédica está esperando.