Las 10 oposiciones más difíciles de aprobar en España: ¡Temarios de infarto!

Te has planteado estudiar unas oposiciones difíciles o sabes cuáles son las oposiciones más difíciles de aprobar en España?

Si te apasionan los retos, crees que estás lo suficientemente bien preparado y quieres disfrutar de las mejores condiciones laborales el día de mañana, ¡adelante!

Te contamos cuáles son las oposiciones que peor lo hacen pasar a sus aspirantes, aunque el final del camino merezca la pena.

Listado de oposiciones más difíciles

Las oposiciones más difíciles de aprobar tienen un denominador común: muchos temas para estudiar y pruebas complicadas que van mucho más allá de contestar un cuestionario o desarrollar un tema.

La dificultad es algo por lo que se preguntan muchas de las personas que van a preparar oposiciones. Está bien pensar en la dureza del proceso y ser realistas sobre las capacidades de cada cual, pero se trata de una cuestión subjetiva.

Según tu formación o los que hayan asumido, te puede parecer que son difíciles de aprobar las oposiciones a correos, las de la Policía Local o las de celador, cuando para otras personas son las más sencillas.

Para elaborar la lista, nos basamos en la opinión de las academias especializadas en la preparación de oposiciones.

1. Oposiciones a notario

Los dichos populares aluden con frecuencia a lo mucho que ganan los notarios. Sin embargo, pocas veces se menciona el largo camino que debe recorrer un profesional para convertirse en notario. Debe someterse a una de las oposiciones más difíciles.

Lo primero es obtener el título universitario de Derecho. El proceso que comienza después, en muchas ocasiones, se hace igual de largo que la carrera. Con frecuencia, los años invertidos en superar la oposición superan los cinco.

Un aspirante a notario tiene que estudiar unos 370 temas. Si cumple los requisitos, entrará en un proceso de selección de hasta cuatro pruebas.

Los dos primeros exámenes son orales. Los aspirantes se preparan diferentes materias para cada uno, y deben exponer un tema extraído al azar ante el tribunal.

En el tercer examen se debe resolver un caso práctico que puede durar seis horas. En el cuarto tendrán que redactar una escritura pública y resolver un problema de contabilidad y matemáticas financieras.

2. Oposiciones de la Abogacía del Estado

Si buscas cuál es la oposición más difícil, estas tampoco van a faltar en las listas.

Si te parecen muchos los temas a estudiar para ser notario, espera y verás: para este cuerpo hablamos de ¡465 temas!

También debes ser titulado en Derecho para acceder.

Las pruebas constan de cinco ejercicios:

  • El primero de ellos es explicar de forma oral ocho temas extraídos al azar. Ocho temas, sí, has leído bien, aunque solo hay 65 minutos.
  • El segundo también consiste en la exposición oral de un tema, extraído al azar y para el que entran temas diferentes al primer examen.
  • El tercer ejercicio es una prueba de idiomas de dos partes, la segunda voluntaria. El cuarto y el quinto son resoluciones de casos prácticos, pero la duración máxima es de 10 horas.

Casi nada…

3. Oposiciones para registrador de la propiedad

El registrador de la propiedad se ocupa de la inscripción, anotación y publicación de todo lo relacionado con bienes inmuebles. Sus pruebas también suelen incluirse en las listas de cuáles son las oposiciones más difíciles.

El temario consta de 350 temas. Habrá que estudiarlos bien para pasar las pruebas, que son cinco:

  1. La primera es la exposición oral de cinco temas extraídos al azar.
  2. En el segundo ejercicio también hay que exponer, pero los temas son diferentes a los del primer ejercicio. En ambos casos, pasada la primera hora, el tribunal puede interrumpir al candidato y excluirle por considerar que no está preparado.
  3. En el tercer ejercicio se debe calificar un documento y redactar un informe en seis horas, como máximo.
  4. El cuarto también tiene carácter práctico, y está relacionados con liquidaciones de impuesto, registro, inscripciones, etc.

4. Oposiciones al cuerpo de jueces y fiscales

También debes tener el título universitario de Derecho para acceder. Tendrás que preparar unos 328 temas, aunque ya has visto que no se pueden considerar oposiciones raras a aquellas en las que hay que estudiar tantos temas.

  • Son varios ejercicios divididos en dos pruebas. Lo primero es hacer un examen tipo test de 100 preguntas, pero no basta con aprobar. Debes estar entre los 1300 primeros candidatos con más nota para pasar.
  • Si lo consigues, tendrás que enfrentar dos exámenes orales de una hora cada uno.

En cada prueba entran diferentes materias: en una Derecho Constitucional, Civil y Penal, y en la otra Derecho Procesal Civil, Procesal Penal, Mercantil y Administrativo o Laboral.

5. Oposiciones al cuerpo diplomático

Quizás sean oposiciones poco conocidas, y precisamente ahí reside la dificultad. Salen pocas plazas y los tribunales son exigentes. Al fin y al cabo, un diplomático es un funcionario que ejerce funciones de representación del Estado, luego tiene mucha responsabilidad.

Como explica el Ministerio de Exteriores, el proceso selectivo consta de dos fases:

  • La primera es un conjunto de ejercicios tanto escritos como orales de cultura general, según el temario de la oposición. Se incluyen pruebas de idiomas, comentario de texto, una entrevista personal y un examen específico sobre el temario.
  • En cuanto a la segunda fase, es un curso selectivo para funcionarios en prácticas. No puedes relajarte si llegas, porque también es eliminatorio.

6. Oposiciones para inspectores de Hacienda

El inspector de Hacienda vela por que los contribuyentes afronten sus obligaciones fiscales. También resuelven dudas, investigan y prestan asesoría técnica a diferentes organismos del Estado.

Para trabajar en Hacienda como inspector, tendrás que realizar cinco ejercicios. Todos ellos son eliminatorios:

  • El primero es un cuestionario de 14 preguntas sobre determinadas materias del temario. El segundo es la resolución de casos prácticos de contabilidad y matemáticas financieras.
  • El tercero se divide en dos partes: una caso práctico profesional sobre el programa y la traducción de un texto del inglés, el francés o el alemán, a elección del opositor.
  • El cuarto ejercicio es la exposición oral de cuatro temas durante una hora, como máximo.
  • Y el quinto también es una exposición oral.

Las materias difieren en cada caso.

7. Oposiciones para inspectores de Trabajo y Seguridad Social

Los inspectores de Trabajo deben vigilar que empresas y trabajadores cumplan con sus responsabilidades administrativas, según la legislación vigente. Sus oposiciones también se cuentan entre las más difíciles.

Los ejercicios se dividen en cuatro bloques, pero no todos son obligatorios:

  • El primer ejercicio consiste en el desarrollo de un tema, a elegir entre dos. Un tema corresponde a un primer bloque obligatorio, y otro al segundo o al tercer bloque optativos. La corrección se realiza mediante lectura pública.
  • Si superas el 60% de la puntuación máxima, pasas al siguiente ejercicio. Se trata de un examen oral en el que deberás exponer cuatro temas. El tribunal podrá escuchar hasta el final, e incluso hacer preguntas, o bien solicitar el fin de la exposición a los 10 minutos.
  • El tercer ejercicio consiste en el desarrollo por escrito de dos temas, sin lectura pública. Y el cuarto consta de dos partes, ambas eliminatorias: un caso práctico y la prueba de idiomas.

8. Oposiciones para interventores y auditores del Estado

Son los funcionarios que autorizan y fiscalizan ciertas operaciones, asegurando su corrección. Sus funciones abarcan el control financiero y la auditoría del sector público, y también están entre las oposiciones más difíciles.

Los ejercicios que deben afrontar los aspirantes son seis, así que se trata de una de las oposiciones más largas:

  • El proceso comienza con un test de 30 preguntas de Derecho y Economía.
  • En el segundo ejercicio hay que resolver por escrito casos prácticos de contabilidad y matemáticas financieras.
  • En el tercer ejercicio, nuevamente, hay que resolver casos prácticos de contabilidad.
  • El cuarto ejercicio es la prueba de idiomas.
  • En el quinto hay que resolver 10 preguntas relacionadas con distintas materias del temario.
  • La última parte es la exposición oral de cuatro temas para el que el aspirante dispone de una hora.

9. Oposiciones para el cuerpo de letrados de la administración de Justicia

El letrado es la persona autorizada legalmente para asesorar y defender derechos e intereses de otra persona. La aconseja en cuestiones jurídicas y la puede representar en un pleito.

Su temario supera con creces los 250 temas y, después de estudiarlos, hay que tener mucha determinación para pasar sus tres ejercicios. Todos ellos son eliminatorios.

  • El primero es un cuestionario de 100 preguntas.
  • El segundo consiste en exponer oralmente ante el Tribunal cuatro temas durante una hora.
  • En el último hay que contestar brevemente 10 preguntas relativas a un caso práctico que planteará el Tribunal.

10. Oposiciones para secretarios e interventores locales

Son oposiciones para la administración local, pero también se consideran difíciles. Si superas el procedimiento, podrás ejercer como secretario o como interventor en un ayuntamiento.

Son 145 temas a estudiar para afrontar sus cuatros ejercicios, más uno complementario.

  • En el primero tendrás que desarrollar un tema por escrito.
  • El segundo es la exposición oral de tres temas escogidos al azar, en el que posiblemente tengas que contestar preguntas.
  • En el tercero tendrás que resolver dos supuestos prácticos, uno jurídico y otro económico.
  • La prueba complementaria es una traducción por escrito y sin diccionario de la lengua cooficial de la comunidad autónoma correspondiente o de una lengua extranjera. El aspirante podrá decidir cuál en su solicitud.

Consejos para aprobar oposiciones difíciles

Dedicamos todo un post a consejos para opositores que te invitamos a ver, pero estos están más orientadas a las oposiciones difíciles:

  • Dedícate en exclusiva a prepararte. No siempre es posible, pero si la oposición es difícil, necesitarás dedicarle muchas horas.
  • Organízate bien. Elabora calendarios para controlar los tiempos y evitar las prisas de última hora.
  • Ponte en manos de los mejores. Si puedes contar con un preparador que ya ha pasado por lo mismo que tú y ejerce la profesión a la que aspiras, mejor. Te recomendamos echar un vistazo a las mejores academias de oposiciones en España.
  • Practica. Cuestionarios y supuestos prácticos deben estar en tu día a día. Intenta mejorar también la expresión oral.
  • ¡No te vengas abajo! Incluso las mentes más brillantes fracasan, pues no solo se trata de inteligencia. Busca apoyo y nunca nunca te rindas.

Las oposiciones más difíciles suponen todo un reto para el aspirante, por eso se requiere mucha determinación, vocación y claridad de ideas. Superado el proceso, disfrutarás de un puesto fijo con muy buenas condiciones, algo de lo que te alegrarás siempre.

¡No te pierdas ninguna publicación de Dónde estudiar! Te damos más consejos útiles sobre oposiciones, titulaciones y cursos para ayudarte a encauzar tu carrear profesional. ¡Hay mucho donde elegir!