Estas son las 11 oposiciones más fáciles de APROBAR

¿Cuáles se consideran oposiciones fáciles que no requieran excesiva preparación o que cueste muchos años de estudio aprobar?

Un alto grado de dificultad en las oposiciones actúa como elemento disuasorio para los opositores. Se trata de invertir tiempo, esfuerzo y dinero por lo que, al menos, se busca tener ciertas esperanzas de éxito.

Es evidente que el grado de dificultad es algo muy subjetivo, pues todo depende de la preparación previa. Ni siquiera se puede definir bien a qué nos referimos con dificultad, ya que cada estudiante tiene su criterio.

Aún así, no eludimos la tarea de ayudarte a buscar un proceso de empleo público para el que tengas altas posibilidades de éxito, por eso a continuación te contamos cuáles son las oposiciones más fáciles que puedes estudiar (con las que tienes mayor probabilidad de aprobar, vamos):

➡️ ¡psst! Si quieres que te prepare una academia de garantías y saber qué oposiciones están próximas consulta GRATIS las próximas convocatorias y los temarios aquí.

Oposiciones fáciles de aprobar

Para buscar las oposiciones más fáciles, hay que tener en cuenta los requisitos de acceso, el volumen del temario, la frecuencia con la que publiquen convocatorias, la oferta y demanda de plazas y la dificultad de las pruebas.

Considerando todos estos factores, hacemos una lista de procesos de empleo público que pueden resultar asequibles. Debemos asumir, sin embargo, que se trata de una cuestión subjetiva.

1. Auxiliar administrativo del Estado

Esta ocupación está presente de manera recurrente en los listados que identifican cuáles son las oposiciones más fáciles. No solo se necesita una titulación básica, como es la ESO, sino que el temario no es extenso y las convocatorias no quedan demasiado espaciadas en el tiempo. En concreto, hablamos de menos de 30 temas.

En una de las últimas convocatorias, entre 2018 y 2019, salieron más de 1400 plazas.

El proceso selectivo consta de dos ejercicios obligatorios: un cuestionario de 60 preguntas y un test de otras 30 preguntas que mide los conocimientos ofimáticos.

➡️ Haz click aquí si quieres empezar a prepararlas con MasterD

2. Auxilio judicial

Jueces y fiscales se enfrentan a dos de las oposiciones más difíciles, pero en la administración de justicia también hay sitio para procesos asequibles. Un ejemplo es este, el del cuerpo de auxilio judicial, cuyo cometido es ayudar a otros integrantes de los cuerpos de gestión y tramitación procesal.

Se cumplen varios de los requisitos necesarios para considerarlas como fáciles o, al menos, asequibles.

En la convocatoria de 2019 se ofertaron más de 1000 plazas, es posible acceder solo con la ESO, el temario tiene menos de 30 temas y el formato del proceso tampoco es especialmente complicado.

Se trata de 100 preguntas tipo test y dos casos prácticos que tampoco hay que desarrollar, sino resolver mediante otro test de 40 preguntas.

➡️ Si quieres conocer esta oposición más a fondo puedes empezar a formarte con MasterD

3. Oposiciones de celador

Si lo tuyo es la sanidad, las de celador están entre las oposiciones más fáciles de aprobar.

Las comunidades autónomas convocan esta especialidad con bastante frecuencia, y las pruebas no son complicadas.

Tampoco son muy exigentes en cuanto a titulación requerida, pues solo se necesita la ESO, y los temas a estudiar no suelen pasar de 25.

Al ser oposiciones del ámbito sanitario, se deben tener unos conocimientos mínimos.

Hay cursos que habilitan profesionalmente para aprender todas las tareas propias del celador, que es quien se ocupa de trasladar pacientes e instrumental a diferentes partes del hospital.

➡️ ¿Quieres empezar a prepararte las oposiciones de celador? Nosotros recomendamos hacerlo con MasterD.

4. Oposición de auxiliares de enfermería

También se pueden considerar oposiciones fáciles de aprobar por la frecuencia con la que se convocan las pruebas en las diferentes comunidades autónomas. El formato varía, pero es posible que los aspirantes se enfrenten a un único ejercicio según el lugar donde se presenten.

Pero no resultan tan asequibles como otras ya mencionadas, ni por titulación de acceso ni por número de temas.

Para acceder a ellas se requiere el título de Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería, o bien otra FP de grado medio en la rama sanitaria.

No basta solo con la ESO, y el volumen de temas puede llegar a los 60.

➡️ Haz click aquí y descubre todo el contenido en MasterD.

5. Oposición de subalternos y ordenanzas

Son oposiciones de la categoría de Administración que se pueden considerar asequibles.

Por si no estás familiarizado con el concepto, un subalterno es el que se ocupa del cuidado y mantenimiento de instalaciones, además de dar indicaciones al público, hacer el reparto de correspondencia y otras tareas auxiliares.

Son sencillas porque se convocan de manera regular, porque la titulación mínima exigida es la ESO y porque el volumen de temas a estudiar oscila entre 10 y 20. Pueden convocar tanto los ayuntamientos como las comunidades autónomas.

➡️ Si quieres saber más sobre la oposición de subalternos y ordenanzas, puedes empezar a estudiarlas con MasterD.

6. Oposiciones a Correos

En las oposiciones 2021 se esperaba una convocatoria con una oferta total de más de 3200 plazas.

El alto número de puestos ofertados siempre es un elemento de motivación para los opositores, pero, en el caso de Correos, hay otros parámetros que hacen que el proceso se pueda considerar fácil.

Además de que se abren proceso de bolsas con relativa frecuencia y que el número de plazas es elevado, para presentarse a las oposiciones de Correos basta con tener la ESO. Los temas a estudiar son 12.

Si quieres saber más, lee nuestra guía con consejos para estudiar oposiciones a Correos : Temario, dificultad, requisitos y salidas profesionales.

➡️ Empieza a formarte para opositar a Correos con nuestra academia recomendada MasterD.

7. Oposiciones al ejército

Las oposiciones a Tropas y Marinería del Ejército también cumplen algunos requisitos que las convierten en asequibles.

Se convocan de manera frecuente, se puede acceder con la titulación de ESO y no existe un temario al uso como en el resto de procesos, sino ejercicios psicotécnicos que miden las aptitudes de los aspirantes en diversas áreas.

Eso sí, los aspirantes deben tener entre 18 y 29 años, lo que acota las posibilidades.

Además, se exige una altura mínima de 155 cm en mujeres y 160 cm en hombres, en ningún caso por encima de los 203 cm.

Así pues, el acceso es directo y las convocatorias se publican cada año. Puede estar compuesta por diferentes ciclos de plazas y publicarse a lo largo del año.

➡️ ¿Quieres empezar a prepararte las oposiciones para el ejército? Hazlo con MasterD.

8. Oposiciones a Guardia Civil

Si están consideradas entre las oposiciones más sencillas es porque también se convocan con frecuencia y solo se necesita la ESO para acceder. Incluso es suficiente con haber superado los módulos obligatorios de un programa de cualificación profesional inicial.

Pero el proceso selectivo en sí mismo no resulta tan fácil, pues la prueba de conocimientos teórico-prácticos tienen cierta dificultad y se deben resolver con bastante celeridad.

Se suman los exámenes psicotécnicos y de aptitud psicofísica, y hay que tener en cuenta que el aspirante no se incorpora directamente al cuerpo ni aunque las haya superado todas.

El plan de formación que se inicia una vez superado el proceso tiene una carga lectiva de 1060 horas, y las prácticas se extienden por 40 semanas.

➡️ Fórmate como Guardia Civil en MasterD a través de este enlace.

9. Oposiciones a Policía Local

No basta con la ESO para presentarse, hay que tener un título de bachiller o equivalente. También se necesita una altura mínima de 1,60-1,65 m para mujeres y 1,65-1,70 m para hombres, así como permisos de conducir.

El temario depende de las comunidades autónomas, aunque puede resultar denso, y las pruebas exigen demostrar aptitud física, pasar un examen médico, superar las pruebas psicotécnicas y aprobar el examen de conocimientos. Si se consideran asequibles es porque no se exige una titulación superior y salen con relativa frecuencia.

Más fáciles resultan las oposiciones de agente de movilidad, un cuerpo que depende de la policía local. En su caso sí que es suficiente con la ESO, aunque hay que tener permisos de conducir. El temario consta de unos 20 temas, luego no es extenso, pero la contrapartida es que las convocatorias no son tan frecuentes.

➡️ ¿Quieres aprobar tu plaza de Policía Local? Fórmate con MasterD.

10. Oposiciones a Policía Nacional

También se encuadran en los procesos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y, como sucede con las anteriores, se consideran oposiciones asequibles por la frecuencia de publicación y la titulación de acceso.

Pero no se trata de la ESO, sino del Bachillerato o superior, y también hay requisitos de altura: un mínimo de 165 cm en el caso de los hombres y de 160 cm en el de las mujeres.

Lo cierto es que la aparente sencillez termina ahí, porque hay bastante competencia y las pruebas son duras.

Para superar las físicas se necesita bastante entrenamiento, y el temario que tendrás que estudiarte para las pruebas teóricas tiene más de 40 temas.

Si superas este test tendrás que hacer el examen de ortografía y pasar:

  • Reconocimiento médico.
  • Una entrevista personal.
  • Un test psicotécnico.
  • Y, de manera voluntaria, la prueba de idiomas.

➡️ Si quieres saber todos los requisitos que necesitas, habla con MasterD.

11. Oposiciones a ayudantes de instituciones penitenciarias

Si las incluimos entres las oposiciones con más probabilidades de aprobar es porque salen con relativa frecuencia, pero lo cierto es que el proceso selectivo no es tan asequible.

Para empezar, se trata de unas oposiciones C1, lo que exige tener título de bachiller o de técnico de FP como mínimo, y no solo la ESO.

El temario consta de alrededor de 50 temas, y los ejercicios son tres: un cuestionario con 150 preguntas, un examen con 10 supuesto de carácter práctico con respuesta múltiple y la prueba de aptitud médica.

➤ Atención: Si decides estudiar unas oposiciones debes saber que, sean de las fáciles o de las difíciles, competirás con muchos otros candidatos por un número muy limitado de plazas. Eso significa que necesitarás organizarte y estudiar todo el temario, así como ser constante y tener claro que tendrás que aprender teoría y ejercicios prácticos si quieres aprobar el examen. Desde aquí te recomendamos prepararlas online con Campus Training.

➡️ Aquí puedes empezar a prepararlas con MasterD

Oposiciones fáciles y bien pagadas

Si vas a invertir meses o inclusos años de tiempo y esfuerzo para aprobar unas oposiciones, es realista que conozcas las condiciones.

El salario es unos de los factores determinantes a la hora de elegir oposición, y estas son las más ventajosas sin comparamos facilidad con retribución.

Recopilamos algunos ejemplos de oposiciones fáciles y bien remuneradas:

  • Auxiliares administrativos y auxiliares del Estado. Como decíamos, el temario no resulta extenso y solo necesitas la ESO para acceder. Son muy competitivas, claro, pero tu futuro puesto está retribuido con entre 1100 y 1500 euros (caso de los auxiliares administrativos) y con entre 1400 y 1800 euros (en caso de alcanzar un puesto de administrativo).
  • Agentes de movilidad. Ya hemos visto que los requisitos de acceso no resultan muy exigentes y el temario es accesible. El salario depende de cada ayuntamiento, pero se calcula que está entre los 1500 y los 1800 euros netos mensuales. Los pluses y complementos pueden incrementar la cantidad.
  • Personal de Correos. Frecuencia de publicación de convocatorias, una teoría no demasiado densa y requisitos de acceso alcanzables. Hay mucha competencia, sí, pero si logras acceder te asegurarás un salario de cómo mínimo 11 800 euros anuales más pagas extra y complementos. Depende del puesto que ocupes y de tu titulación.
  • Celadores. Están entre las oposiciones más asequibles de la sanidad, luego la relación accesibilidad-condiciones resulta interesante. Es un puesto regulado por las comunidades autónomas, así que el sueldo varía. Pero hablamos de entre 1200 y 1400 euros mensuales de media en España.

Requisitos para que una oposición sea fácil

Al elaborar la lista de oposiciones más fáciles, consideramos los siguientes parámetros:

  • Requisitos de acceso. En principio, si se exigen requisitos muy específicos se interpretará que las oposiciones no son accesibles, pues no es lo mismo exigir una título de máster que la ESO. Pero los requisitos accesibles tienen su contrapartida: habrá más personas que los cumplan, luego más competencia.
  • Temario. Si resulta muy denso y complicado de entender, por el lenguaje técnico, se tratará de una oposición difícil casi con toda probabilidad. Incluso aunque no se cumplan el resto de requisitos.
  • Frecuencia de convocatorias. Esperar una convocatoria durante años dificulta mucho el proceso, sobre todo por el aspecto psicológico. Da la sensación de que estudias “a fondo perdido”, aunque lógicamente todo el tiempo que inviertas tendrá su recompensa después.
  • Relación oferta-demanda de plazas. Es lo que se conoce como el ratio de plazas por opositor, y resulta de dividir el número de aspirantes entre los puestos ofertados. También es relevante, pues de poco serviría que fueran unas oposiciones accesibles y con un temario manejable si luego resulta imposible entrar, por la alta competencia.

¿Qué sería lo opuesto a unas oposiciones fáciles?

Pensemos, por ejemplo, en las de Secundaria:

  • Se necesita un grado universitario y un máster para acceder, luego no se cumple el requisito del acceso.
  • El temario asciende a 72 temas, luego no resulta manejable.
  • Y, aunque suelen salir cada dos años (una recurrencia ni alta ni baja), hay un número bastante limitado de plazas por opositor.

Se consideran, por tanto, unas oposiciones difíciles de aprobar.

Ni siquiera son las oposiciones más difíciles. Jueces y fiscales deben preparar más de 300 temas y necesitan una cualificación alta para acceder, por lo que sus procesos representan justo lo opuesto a oposiciones fáciles.

Conclusiones

La percepción de la dificultad es algo muy personal.

Hay usuarios que prefieren escoger unas oposiciones con poca competencia y que demanden requisitos muy específicos, para así tener posibilidades.

Otros prefieren un temario manejable y asequible, aunque sepan que lo tendrán que intentar durante años porque la concurrencia de aspirantes es alta.

Para otros, en cambio, resultarán difíciles todos aquellos procesos que implique pasar un tipo de prueba determinado, como las físicas.

Además de estudiar la dificultad global del proceso, debes considerar las condiciones que tendrás en tu futuro puesto. No se trata de dejarse deslumbrar por ellas, sino de ser realistas y prácticos.

Vas a tener que dedicar mucho tiempo y esfuerzo a estudiar oposiciones, así que busca algo que te compense según tus expectativas.

En vista de lo anterior, ¿qué oposiciones crees que son más fáciles para estudiar?

¿Tirarías por el campo de la justicia, de la administración o de la sanidad?

¿O tal vez por la seguridad o la educación?

Sea como sea, recuerda que ninguna oposición es lo bastante fácil como para no tener que dedicarle mucho tiempo.